El estudio de Katowice que lidera la arquitecta Marlena Wolnik, ha construido un centro vecinal en Rybnik, sur de Polonia.

Pensado para fomentar la convivencia ciudadana que utiliza el deporte como argamasa entre las personas. El edificio no invade todo el espacio con deporte. Tiene dos partes. Una es una cubierta que da cobijo a una zona de juegos y un aparcamiento para bicicletas. En la otra, hay una cocina, un espacio multifuncional para hacer deporte, celebrar fiestas o reunirse y baños públicos. 

Edificio principal del complejo de Rybnik, en Polonia.

Se encuentra junto a una gran zona abierta, una especie de plaza plurifuncional que el edificio marca como espacio público al tiempo que ofrece cobijo, en caso de lluvia, y la posibilidad de compartir un café. Levantado justo antes de que se iniciara la pandemia, se convirtió en lugar de reunión de los vecinos.

Artículo publicado en elpais por Anatxu Zabalbeascoa

Fila 0. Donación solidaria