De los 40 proyectos finalistas eran edificios de viviendas colectivas. El ganador de la categoría arquitectura emergente es el edificio de una cooperativa de viviendas del barrio de Sants de Barcelona, La Borda, diseñado por la cooperativa de arquitectos Lacol, algunos de los cuales viven allí.

Es un edificio de madera bioclimáticamente sostenible y diseñado para que sus habitantes puedan tener vida independiente, pero también compartir. 

Noticia publicada en elpais

Fila 0. Donación solidaria