En Albolote, Granada, los arquitectos Paloma Baquero y Juan Antonio Serrano (Serrano+Baquero) han construido una casa que se toca y se siente antes de llegar a verse.

Se trata de una vivienda modélica. Luminosa, ventilada y amplia, que dignifica la sencillez.

En la casa hay muros opacos, cubiertas con diversas inclinaciones y ventanas que esquivan el calor y enmarcan las vistas. También hay vistas cruzadas, el aire y la luz pueden atravesar toda la vivienda. 

Noticia publicada en elpais

Fila 0. Donación solidaria