Proyecto contempla la construcción de conjuntos habitacionales que se adaptan al aumento del nivel del mar en la segunda urbe más grande del país asiático.

Con una población de 3,4 millones de habitantes, Busan es la segunda ciudad más grande del país por detrás de Seúl. Además, es el hogar del complejo industrial más grande del sureste de Corea y es considerada como una de las ciudades marítimas más importantes del siglo XXI.

Estos factores han sido primordiales para escoger esta urbe para implementar un prototipo de ciudad flotante; una idea gestada por la empresa Oceanix, que cuenta con el apoyo de ONU-Hábitat y el Gobierno de Busan.

Noticia publicada en elpais

Fila 0. Donación solidaria