El equipamiento bibliotecario número 40 de la capital catalana se inaugura este sábado 28 con la aspiración de convertirse en un “centro de irradiación” de la cultura de América Latina.

Además de la zona propiamente de lectura y de consulta de los fondos bibliográficos, la nueva García Márquez dispone de una sala de actos, espacio de cocina, el Archivo Histórico Asociativo Antonio Herrera o bien de una planta con documentos sobre ciencia y tecnología.

Noticia publicada en elpais

Fila 0. Donación solidaria