La iglesia de San Giacomo que la arquitecta ha proyectado en Ferrara reivindica la cercanía por vía de la artesanía pero también del urbanismo. 

Envuelta en cipreses que recogen y abrigan el edificio, la iglesia atraviesa el solar a las afueras de la ciudad diagonalmente, rompiendo la cuadrícula de ese ensanche urbano de la misma manera que el rascacielos para Gas Natural que EMBT levantó en Barcelona atravesaba el solar para crear una nueva calle y, por lo tanto, una mayor cercanía con los ciudadanos. 

Noticia publicada en elpais

Fila 0. Donación solidaria